Hidritec

tratamiento

Desinfección con ozono

Escrito por hidritec 15-12-2011 en General. Comentarios (0)

El ozono es uno de los oxidantes más poderosos de la naturaleza. Es una forma alotrópica del oxígeno con una molécula formada por tres átomos de oxígeno en vez de los dos átomos habituales.

 

Se encuentra en la naturaleza en forma de gas y tiene cierta capacidad de disolución en el agua. Tanto en agua como en su forma gaseosa el ozono termina por descomponerse en oxígeno sin dejar ningún tipo de subproducto.

 

 

 

El ozono posee una serie de características que lo convierte en uno de los mejores sistemas de desinfección y tratamiento de agua.

 

1) Tiene un poder de desinfección en torno a 3000 veces más potente y rápido que la desinfección ordinaria con cloro destruyendo incluso virus y bacterias clororesistentes.

 

2) Oxida la materia órgánica presente en el agua, ácidos húmicos, fenoles, aminas, nitritos y metales pesados como el hierro y el manganaso.

 

3) Actua de floculante por lo que aumenta el rendimiento de los filtros y sistemas de decantación eliminando turbidez y aumentando la transparencia del agua.

 

4) Como sustituto del cloro no deja ningún tipo de subproducto ni compuestos organoclorados los cuales destruye.

 

5) Su gran poder de oxidación le permite su utilización en procesos de oxidación previos a los sistemas de cloración en distribución de aguas de consumo y evitar así la formación de trihalometanos.

 

http://www.hidritec.com/hidritec/tratamiento-de-agua-potable-con-ozono

Reutilización de agua residual

Escrito por hidritec 07-12-2011 en General. Comentarios (1)

Una forma adecuada de reducir el consumo de agua de aporte y por otra parte la disminución del vertido de agua residual urbana consiste en los llamados tratamientos terciarios de reutilización de agua residual.

 

Mediante los tratamientos adecuados, una vez finalizado el proceso habitual de depuración biológica del agua residual, es decir, tratamientos primarios de desbaste y tratamientos secundarios de degradación biológica, se obtiene un agua residual apta para vertido, pero aún con un contenido bacteriológico y de sólidos en suspensión inadecuada para su reutilización en procesos de lavado, riego, agua de inodoros etc. La normativa española no permite la reutilización del agua residual para usos de consumo humano.

 

 

 

Los tratamientos habituales para adecuación de agua residual (tratamientos terciarios) consisten fundamentalmente en un primer proceso de filtración con el objetivo de eliminar turbidez y sólidos en suspensión del agua depurada. Para ello se pueden utilizar filtros de sílex o lecho mixto o filtros de anillas de un micraje determinado que si es lo suficientemente pequeño se puede eliminar también cierto contenido biológico como larvas de nemátodos. Una ultrafiltración aportaría aun un mayor grado de filtración y desinfección pero no asegura una desinfección completa del agua.

 

Por tanto es necesario complementar el proceso de filtración con una correcta desinfección. La opción más sencilla es recurrir a un proceso de cloración. Como desventaja tiene que es menos eficaz que otros procesos como el tratamiento con ozono o ultravioleta, y además, necesita depósitos de contacto lo suficientemente voluminosos para que nos permitan unos tiempos de tratamiento de más de una hora. En cambio, el coste del tratamiento es más reducido.

 

El tratamiento con ultravioleta es más eficaz e instantáneo, por lo que no necesita depósitos de contacto ni un espacio amplio para la instalación, lo que hace de este tratamiento uno de los más utilizados en la tendencia actual.

 

Finalmente el tratamiento con ozono tiene un rendimiento aun superior al del ultravioleta, además de afinar aún más el grado de depuración del agua residual por oxidación del ozono. Además, en caso de uso para riego, el ozono proporciona ventajas adicionales a las plantas por oxigenación de la raíz lo que produce una mejora en las cosechas. Como desventaja cabe destacar un coste superior al tratamiento ultravioleta.

 

Por tanto, es conveniente y necesario intentar reutilizar la mayor cantidad de agua residual posible en cualquier proceso que se generé agua residual evitando el malgasto de agua potable en usos que no sean explícitamente para consumo.