Hidritec

tratamiento

BIODISCOS

Escrito por hidritec 26-08-2015 en depuración. Comentarios (0)

Las depuradoras de biodiscos o contactores biológicos rotativos (CBR) se basan en sistemas biológicos de depuración aeróbica en los cuales el fango biológico o sustrato está soportado sobre un medio plástico o biodisco el cual gira sobre un eje.

Una depuradora de biodiscos, por tanto, consiste en una unidad compacta formada por varios discos de material plástico, normalmente polipropileno, instalados sobre un eje de giro con una rotación aproximada de 1 a 2 rpm. El 40% de la superficie de los discos permanece sumergida mientras el 60% restante está en contacto directamente con el agua.

Biodiscos


Para su diseño se tiene en cuenta que la sucesión de biodiscos se concibe como una serie de etapas, según el caso. Cada una de ellas se comporta de forma distinta en cuanto al crecimiento de la biomasa, llegando finalmente a un equilibrio dinámico. Esta sucesión de etapas permite altos rendimientos de depuración de en torno al 90% de reducción de DBO5 además de favorecer los procesos de nitrificación-desnitrificación.

La propia morfología del biodisco favorece la transferencia de oxígeno en el sistema de depuración además de contar con una gran superficie de contacto para el sustento de la biomasa. Nuestro diseño está basado en la incorporación de ciertas “hélices” que producen la liberación de pequeñas burbujas durante la rotación, aumentando así la transferencia de oxígeno y obteniendo altos rendimientos en el proceso de depuración.

Disco CBR


Para dimensionar una depuradora de Biodiscos tenemos que tener en cuenta varios factores. En primer lugar la carga orgánica que llegará a la depuradora medida como Kg/dia de DBO5. Este valor está referenciado a la concentración de DBO5 a la entrada de los biodiscos medida en mg/l, o lo que es lo mismo Kg/m3 multiplicado por el caudal diario a tratar (m3/dia).

Se establece que la superficie requerida para el tratamiento es el cociente entre la DBO5 que se desea eliminar por el valor de la carga superficial en el CBR. Normalmente se aplica el valor de 10 gr DBO5 /m2 y día.

Una vez calculada la superficie necesaria podremos estimar el número de unidades y el número de discos conociendo la superficie efectiva de cada uno de ellos.

Finalmente destacar que los contactores biológicos rotativos presentan una serie de ventajas frente a las tecnologías de lechos activados que podríamos resumir en los siguientes puntos:

- Consumo energético muy inferior respecto a una depuradora convencional de lodos activos
- Menor producción de fangos y por tanto menos purga y ahorro en el tratamiento y gestión de los mismos.
- Al no existir procesos anaeróbicos y reducirse el fango biológico se eliminan los malos olores.
- Presenta un impacto sonoro muy reducido y se integran con facilidad en el medio ambiente.
- Requieren un mantenimiento y explotación muy simples.
- Requieren un espacio muy reducido lo que supone un importante ahorro en obra civil.
- Se trata de soluciones modulables, lo cual permite ampliaciones añadiendo equipos en paralelo.
- Son más resistentes a los cambios estacionales y variaciones en la carga orgánica de entrada respecto a las depuradoras de lodos activos.

Para más información visite nuestra web y contáctenos directamente:

http://www.hidritec.com/hidritec/depuradora-biodiscos

Sistemas de cloración: HIDRITEC K800

Escrito por hidritec 30-06-2015 en cloración. Comentarios (0)

La cloración es el sistema más habitual para la potabilización de agua, consiguiendo una correcta desinfección de la misma a partir de determinadas concentraciones de cloro libre en un tiempo de contacto establecido.

Por lo general, el tratamiento más adecuado es el método de cloración K800 que consiste en sistema un automático de dosificación, medición y control de cloro libre en un depósito de tratamiento mediante recirculación del mismo. De esta manera, se establecerá como consigna un valor adecuado de cloro libre en el depósito, que se mantendrá estable en el tiempo mediante medición del equipo y la correspondiente actuación de la bomba dosificadora de cloro.


Tratamiento terciario para reutilización de agua de residual

Escrito por hidritec 09-12-2014 en Ingeniería. Comentarios (0)

Hidritec se encuentra en estos momentos con la instalación del tratamiento terciario de la EDAR de Frieres en Asturias para la constructora Tragsa. Mediante un tratamiento terciario del agua residual consistente en una filtración y una desinfección puede reutilizarse el agua para operaciones de riego, baldeo y lavado.

En este caso el proyecto consta en primer lugar de una filtración por anillas. De esta forma se reduce el contenido de sólidos en suspensión del agua tratada mejorando la calidad de la misma y la eficacia de la segunda fase, la desinfección por ultravioleta. 

Cabe destacar, que  los filtros de anillas son más adecuados para agua residual que una filtración por sílex debido a que la presencia de carbonato cálcico en el agua unida al efecto de las bacterias anaeróbicas que puedan estar presentes en el vertido produce yeso. Este fenómeno puede originar problemas de compactación en los filtros de arena dificultando el mantenimiento de la instalación.

Mediante la desinfección por radiación ultravioleta conseguimos la esterilización del efluente residual depuradora confiriéndole unas cualidades de aptitud para su reutilización.

Por motivos de seguridad en el almacenamiento del agua tratada se mantiene un pequeño nivel de cloro libre antes de su bombeo mediante el grupo de presión adecuado para el uso pertinente dentro de la propia instalación.

Para más información que mejor que echar un vistazo a este vídeo de la instalación que Hidritec realizó en la EDAR municipal de Grado (Asturias) también para Tragsa. 

Vídeo de instalación


Plantas compactas de tratamiento de agua potable

Escrito por hidritec 19-06-2014 en General. Comentarios (0)

Hidritec fabrica y distribuye plantas compactas de tratamiento de agua. Podemos destacar los siguientes puntos de importancia para nuestros sistemas:

  • Estaciones compactas que faciliten el transporte reduciendo los costes de inversión.
  • Plantas de tratamiento sencillas de fácil manejo por personal no cualificado que minimicen cualquier tipo de problema o avería
  • Como objetivo se pretende minimizar el uso y empleo de productos químicos mediante sistemas simples y alternativos, como por ejemplo la generación de cloro a partir de salmuera mediante un proceso de electrólisis
  • Plantas fijas en contenedor o bien instaladas sobre una bancada para satisfacer el consumo de agua de poblaciones o bien plantas móviles para la distribución y suministro de agua en caso de emergencias o aquellas situaciones en las que exista una dificultad en la distribución de agua potable.

Reducción de cloraminas en piscinas

Escrito por hidritec 27-12-2011 en General. Comentarios (1)

El tratamiento del agua de las piscinas mediante sistemas de cloración es el más habitual y utilizado, especialmente en piscinas públicas de gran afluencia de bañistas mediante la dosificación de hipoclorito sódico en forma líquida, o bien como dicloro o tricloro granulado o en tabletas.

 

El cloro libre presente en el agua produce una correcta desinfección del agua evitando el desarrollo de bacterias, algas y microorganismos y además reacciona con la materia orgánica del agua mediante procesos de oxidación y combinación química.

 

Por tanto, el cloro añadido a la piscina se encuentra fundamentalmente en dos estados, en forma de cloro libre, o combinado con materia orgánica (cloro combinado) siendo la suma de las dos concentraciones el llamado cloro total.

 

El cloro libre es la especie desinfectante y reactiva, por tanto, la que nos interesa mantener en unos niveles adecuados para poder tener la piscina correctamente tratada, además, será importante tener controlado el valor del pH ya que su efecto desinfectante dependerá del valor que tengamos de pH en la piscina.

 

 

El cloro combinado, en cambio, no tiene capacidad desinfectante en la piscina y es el resultado de la reacción química del cloro con el exceso de sustancias orgánicas disueltas en el agua de la piscina o contenidas en el filtro. Al contrario que el cloro libre, que no supone molestias para el bañista en sus concentraciones habituales, el cloro combinado y especialmente las cloraminas (cloro combinado con sustancias nitrogenadas) es el responsable de los típicos escozores, olores a piscina, irritaciones y alergias. Además de las molestias, un exceso de cloro combinado es indicativo de una piscina con excesiva carga orgánica ya sea por un mal diseño hidráulico de la piscina, defecto de filtración o poca higiene de los bañistas.

 

Es, por tanto, de vital importancia en una piscina mantener unos bajos niveles de cloro combinado. Para ello, en primer lugar, la mejor opción es evitar su formación con un diseño hidráulico correcto y la elección de una bomba de recirculación adecuada y que funcione el mayor número posible de horas. El estado y limpieza del filtro es fundamental. Una adecuada filtración nos elimina la suciedad introducida en la piscina, sin embargo,son necesarios los lavados periódicos de los filtros ya que en muchas ocasiones es en el propio filtro donde se retienen las sustancias orgánicas que reaccionan con el cloro. Finalmente es importante una higiene correcta de los usuarios de la piscina mediante el uso de gorros, y duchándose antes del baño para evitar el aporte de cremas, bronceadores, etc.

 

Una vez que ya no podemos actuar en la formación de cloraminas y sustancias organocloradas en las piscinas tenemos tres posibilidades fundamentales para su reducción.

 

1) Dilución de la piscina por renovación de agua. Teniendo en cuenta que el aporte de agua de renovación no añade cloro combinado en la piscina, el porcentaje de renovación supondrá el mismo factor de reducción en los niveles de cloro combinado. Es una solución sencilla, pero que implica un gran gasto de agua con los problemas medioambientales que eso supone, además, las aportaciones de agua que habitualmente se realizan en la piscina suponen un porcentaje de reducción de cloro combinado mucho menor al aportado por los bañistas.

 

2) Tratamiento con radiación ultravioleta. Mediante el tratamiento con equipos UV se consigue además de mejorar la desinfección de la piscina, una reducción de las cloraminas por reacción fotoquímica que provoca la destrucción de las mismas. Esto nos permite trabajar a bajos niveles de cloro libre y reducir los niveles de cloro combinado a unos valores muy bajosdel orden de 0,1 o 0,2 ppm eliminado los olores a cloro de la piscina, irritaciones y otras molestias características de altos niveles de cloraminas.

 

3) Tratamiento con ozono. El ozono al igual que el ultravioleta es un desinfectante muy potente, del orden de 3.000 veces más efectivo que el cloro. Además, es uno de los oxidantes más potentes que existen, por lo que es capaz de oxidar la materia orgánica presente en el agua y destruir las cloraminas y el cloro combinado, dejándolo en valores prácticamente nulos. Es un sistema mucho más caro y complejo pero que sin duda nos da el mejor tratamiento posible en la piscina y del cual hablaremos ampliamente en otro capítulo.