Descalcificadores

Escrito por hidritec 13-01-2015 en tratamiento de agua. Comentarios (0)

La dureza cálcica es el parámetro que mide la cantidad de carbonato cálcico presente en el agua medida normalmente en grados franceses, se dice que un agua con poca dureza es un agua blanda mientras un agua con excesiva dureza resulta ser un agua dura.

Los descalcificadores o ablandadores son equipos formados normalmente por una botella fabricada en poliester reforzado en fibra de vidrio con un relleno de resina catiónica. Mediante un proceso de intercambio iónico la resina es capaz de retener los iones de calcio presentes en el agua sustituyéndolos por iones sodio. Para ello, es necesario un depósito auxiliar que se mantendrá en todo momento con un cierta carga de sal.


El propio equipo se ocupará de forma totalmente automática de mantener una salmuera líquida. Periódicamente, mediante una válvula automática programable, un venturi realizará una aspiración durante un tiempo determinado una vez que el programador determine que la resina está saturada y necesita regenerarse. De forma previa a la aspiración de salmuera, la válvula ejecuta de forma automática un contralavado de la resina y posteriormente un enjuague para eliminar los restos de agua salada. Es por tanto necesario disponer de un desagüe cercano al punto de instalación.

Durante este proceso se impide el paso de agua descalcificada, por ello, cuando no existe un tanque pulmón aguas abajo del equipo, es necesario un sistema dúplex de doble botella con funcionamiento en alternancia, asegurando así un suministro ininterrumpido de agua descalcificada.

Por otra parte es necesasario y clave para optimizar el funcionamiento del descalcificador una correcta programación de la válvula. Generalmente ésta suele ser de dos tipos: cronométrica y volumétrica. 

Con la válvula cronométrica se establecen los periodos de regeneración escogiendo las horas adecuadas y los días de la semana. Con un cálculo del caudal de agua utilizado y la dureza puede calcularse el tiempo necesario para la regeneración mediante el parámetro de poder de intercambio iónico suministrado por el fabricante del equipo.

Finalmente la válvula de tipo volumétrico incorpora un pequeño caudalímetro en el descalcificador. Programando el valor medido de dureza y el parámetro de poder de intercambio iónico del descalcificador el programador calcula el volumen necesario antes de la saturación. Una vez que el caudalímetro acumula este volumen, el motor de la válvula acciona de forma automática el proceso de lavado, regeneración y enjuague.

Para más información del funcionamiento de una válvula volumétrica te invitamos a seguir este vídeo tomado en nuestra instalación de Fiesta Palladium (Punta Cana)

Vídeo acerca de la programación de la válvula de un descalcificador


También te invitamos a visitar nuestra página con más información sobre nuestros equipos:


http://www.hidritec.com/hidritec/descalcificadores