Hidritec

BIODISCOS

Las depuradoras de biodiscos o contactores biológicos rotativos (CBR) se basan en sistemas biológicos de depuración aeróbica en los cuales el fango biológico o sustrato está soportado sobre un medio plástico o biodisco el cual gira sobre un eje.

Una depuradora de biodiscos, por tanto, consiste en una unidad compacta formada por varios discos de material plástico, normalmente polipropileno, instalados sobre un eje de giro con una rotación aproximada de 1 a 2 rpm. El 40% de la superficie de los discos permanece sumergida mientras el 60% restante está en contacto directamente con el agua.

Biodiscos


Para su diseño se tiene en cuenta que la sucesión de biodiscos se concibe como una serie de etapas, según el caso. Cada una de ellas se comporta de forma distinta en cuanto al crecimiento de la biomasa, llegando finalmente a un equilibrio dinámico. Esta sucesión de etapas permite altos rendimientos de depuración de en torno al 90% de reducción de DBO5 además de favorecer los procesos de nitrificación-desnitrificación.

La propia morfología del biodisco favorece la transferencia de oxígeno en el sistema de depuración además de contar con una gran superficie de contacto para el sustento de la biomasa. Nuestro diseño está basado en la incorporación de ciertas “hélices” que producen la liberación de pequeñas burbujas durante la rotación, aumentando así la transferencia de oxígeno y obteniendo altos rendimientos en el proceso de depuración.

Disco CBR


Para dimensionar una depuradora de Biodiscos tenemos que tener en cuenta varios factores. En primer lugar la carga orgánica que llegará a la depuradora medida como Kg/dia de DBO5. Este valor está referenciado a la concentración de DBO5 a la entrada de los biodiscos medida en mg/l, o lo que es lo mismo Kg/m3 multiplicado por el caudal diario a tratar (m3/dia).

Se establece que la superficie requerida para el tratamiento es el cociente entre la DBO5 que se desea eliminar por el valor de la carga superficial en el CBR. Normalmente se aplica el valor de 10 gr DBO5 /m2 y día.

Una vez calculada la superficie necesaria podremos estimar el número de unidades y el número de discos conociendo la superficie efectiva de cada uno de ellos.

Finalmente destacar que los contactores biológicos rotativos presentan una serie de ventajas frente a las tecnologías de lechos activados que podríamos resumir en los siguientes puntos:

- Consumo energético muy inferior respecto a una depuradora convencional de lodos activos
- Menor producción de fangos y por tanto menos purga y ahorro en el tratamiento y gestión de los mismos.
- Al no existir procesos anaeróbicos y reducirse el fango biológico se eliminan los malos olores.
- Presenta un impacto sonoro muy reducido y se integran con facilidad en el medio ambiente.
- Requieren un mantenimiento y explotación muy simples.
- Requieren un espacio muy reducido lo que supone un importante ahorro en obra civil.
- Se trata de soluciones modulables, lo cual permite ampliaciones añadiendo equipos en paralelo.
- Son más resistentes a los cambios estacionales y variaciones en la carga orgánica de entrada respecto a las depuradoras de lodos activos.

Para más información visite nuestra web y contáctenos directamente:

http://www.hidritec.com/hidritec/depuradora-biodiscos

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: